Refrigeración rápida en el congelador industrial

Refrigeración rápida en congelador industrial

Proteger las propiedades de los alimentos es una de las encomiendas de la refrigeración industrial. Es una de las mejores maneras que existen para que la vida útil, así como la conservación de sus propiedades organolépticas y nutritivas, se conserven y alarguen. Esto se traduce no solo en la salud del consumidor, sino en una mejora en su calidad de vida. Pero además trae beneficios económicos tanto al sector como al país de origen como a quienes exporta.

Contar con un equipo eficiente de congelación y refrigeración es esencial, sobre todo en la industria alimentaria. La eficiencia sin dejar de lado el rendimiento, es lo que se busca en los equipos de refrigeración y congelación industriales. Todo esto va a la par de avances en automatización, pero también en ahorro de energía y seguridad. La temperatura se convierte en un punto clave, en donde una refrigeración rápida en la congelación industrial es deseable. Por supuesto, sin que haya consecuencias indeseables, como la cristalización. Pero ¿cómo lograrlo? Con un abatidor de temperatura.

¿Qué es un abatidor de temperatura?

El abatidor de temperatura es un sistema de enfriamiento rápido de los alimentos que se ha convertido en indispensable en sectores como la hostelería. Mediante este sistema se evita que haya una multiplicación de bacterias en los alimentos congelados. Las bacterias son precisamente las causantes de numerosas enfermedades que se transmiten por alimentos.

Así que para evitar este tipo de contaminación, los alimentos deben de mantenerse en temperaturas bajas y que esto se realice rápidamente. Lo que hace el abatidor de temperatura es reducir la temperatura interna de los productos recién cocinados en menos de dos horas. Al evitar esta zona de peligro, se evitan tanto la proliferación de bacterias como alteraciones en el sabor, aspecto u olor de los alimentos.

Diferencias con un congelador tradicional

Hace tiempo había existido un cierto rechazo a los productos congelados, precisamente por alteraciones en sus propiedades organolépticas. Esto ocurría en congeladores tradicionales, en donde el congelamiento era más bien lento. Ahí, las moléculas de agua del alimento en cuestión aumentaban de volumen, produciendo roturas en las fibras y cristalizándolo. Entonces, al descongelar, se perdía líquido y peso, incluso hasta un 20 %.

En cambio, con el abatidor de temperatura, ocurre una refrigeración rápida que solo forma microcristales. Como consecuencia, al descongelarse se evita la cristalización y las roturas ya mencionadas. Este sistema reduce la temperatura interna de los productos -frescos o recién cocinados- en menos de dos horas. Para darnos una idea, el abatidor de temperatura puede bajar de 90 a 3 °C en un tiempo menor a los 90 minutos. Como resultado, ya no da oportunidad a la multiplicación de bacterias y las cualidades del alimento se conservan.

¿Y qué ocurre en la congelación rápida?

En este caso, se disminuye drásticamente la temperatura interna del producto, de 90 a -18 °C, en apenas 4 ½ horas. Al formarse los microcristales, ya no sufre daños la estructura del alimento y conserva no solo sus cualidades de textura, olor, sabor y aspecto. También conserva algo muy importante para el consumidor: el peso, porque no se pierde humedad y no queda seco al descongelar.

Tengamos en cuenta que, a diferencia de un congelador tradicional -industrial o doméstico-, el abatidor de temperatura no reduce lentamente la temperatura. Al contrario, lo hace rápido gracias a su alta potencia frigorífica y a que realiza una rápida recirculación del aire dentro de la cámara (entre -45 y -85 °C).

Aliter: especialistas en refrigeración rápida en congeladores industriales

Conociendo lo anterior, seguramente querrás saber más sobre el abatidor de temperatura y cómo incorporarlo a tu congelador industrial. También tendrás dudas sobre si es adecuado para ciertos productos o alimentos, como la pastelería. (Y sí, con el abatidor de temperatura puedes congelar productos recién cocinados). Para más información, contáctanos mediante nuestra web para solicitar asesoría o un presupuesto.