Claves para el mantenimiento de los equipos de refrigeración industrial

Para garantizar el correcto funcionamiento a largo plazo de los equipos de refrigeración industrial (cámaras, armarios frigoríficos, congeladores, islas refrigeradas o neveras industriales) es importante invertir en su mantenimiento, mediante la realización de revisiones periódicas. Se trata de un proceso sencillo que aporta numerosas ventajas a corto y largo plazo. A continuación, te contamos todos los detalles para asegurar el adecuado mantenimiento de los aparatos de enfriamiento industrial.

Tipos de mantenimiento industrial: preventivo y correctivo.

Mantenimiento industrial preventivo

Entendemos el mantenimiento preventivo como el establecimiento de una serie de revisiones periódicas que garantizan el óptimo rendimiento de los sistemas y evitan averías e incidencias en su funcionamiento diario. Realizar controles preventivos con antelación es un proceso esencial para descartar reparaciones inesperadas con costes innecesarios debido a malas prácticas, desgaste prematuro de las máquinas o simplemente por el paso del tiempo.

Mantenimiento industrial correctivo

El mantenimiento industrial correctivo consiste en la reparación por parte de un servicio técnico especializado tras el mal funcionamiento o deterioro de un sistema de refrigeración. Este tipo de complicaciones y situaciones críticas aparecen de forma totalmente inesperada, pero se pueden detectar con una cierta antelación efectuando un mantenimiento preventivo frecuente de los sistemas. El propósito de este tipo de mantenimiento es sencillamente corregir y reparar las incidencias de la maquinaria para que vuelva a estar en condiciones de ofrecer sus prestaciones habituales en el menor tiempo posible.

¿Por qué es importante el mantenimiento de los equipos de refrigeración industrial?

  • La revisión frecuente hará que los equipos se mantengan en buen estado durante el mayor tiempo posible, minimizando su desgaste y evitando gastos elevados en reparaciones imprevistas.
  • Si los equipos de refrigeración funcionan correctamente y a plena capacidad se evitará un consumo excesivo de energía, ya que se detectarán averías o fugas en los circuitos con antelación.
  • Con las revisiones periódicas de los equipos se pueden evitar pérdidas de potencia del frío y fugas de gas refrigerante.
  • El mantenimiento y limpieza frecuente de los conductos de los equipos de refrigeración evita la proliferación de bacterias.
  • El funcionamiento óptimo de los equipos protegerá el medio ambiente y, en consecuencia, conseguirá una mayor eficiencia energética.
  • El buen estado de los sistemas de refrigeración garantiza la salud laboral de los empleados de las empresas que realizan un correcto mantenimiento de sus equipos y controlan a menudo su buen funcionamiento.

En definitiva, mantener los sistemas de refrigeración de forma periódica y constante implica un aumento de la vida útil de dichos sistemas y garantiza su rentabilidad a corto plazo. En Aliter, como especialistas en el mantenimiento correctivo y preventivo de cualquier instalación de refrigeración industrial, apostamos por el mantenimiento planificado de las máquinas desde el día de su puesta en marcha. Solo de esta forma será posible anticiparse a posibles averías, evitar gastos innecesarios y prolongar el ciclo de vida útil de los aparatos. Si deseas que nuestro equipo de profesionales te asesore sobre cuáles son las mejores prácticas y opciones de mantenimiento para tu sistema de refrigeración, contáctanos en cualquier momento.

1110 550 Pedran

Dejar una Respuesta